17 de diciembre de 2008

Tiempos raros...

.
....muy raros.

No sé qué me pasa exactamente, pero se suma también a la sensación que vengo teniendo hace rato y que he descrito previamente acá...
.

.

9 de diciembre de 2008

Definición del amor

.
Hay que diferenciar primero los distintos tipos de amor que existen: de pareja, filial, fraternal, de amistad, humanitario, etc. Cada uno de ellos tiene distinta influencia en nuestras vidas y nos mueve de forma diferente: por ejemplo, el amor filial o fraternal no necesita tanto de la generación de impactos para mantenerse en el tiempo, es como que es más fuerte o más resistente.

Todos los amores requieren de dedicación y tiempo, se necesita prestarle especial atención a las relaciones que mantenemos con nuestras personas queridas, cuidarlas, mantenerlas, regarlas, etc., como si fueran una plantita.

Pero con respecto al amor de pareja, este amor es el más difícil de mantener, es el que más atención nos requiere. Se puede decir que este amor es:
"una sensación física y psicológica generada por la sumatoria o acumulación de los impactos en el alma que tienen los momentos que se pasan con la persona elegida". Esos momentos se transforman en recuerdos, cuyo impacto queda asociado a ellos dentro de nosotros por un tiempo, ya que este impacto es muy volátil y eventualmente se diluye.

Si no se generan más "momentos con impacto" que sigan alimentando la relación y manteniéndola viva, el amor va muriendo o transformándose de a poco, hasta que sólo queda de la otra persona un paquete de recuerdos lindos (o feos, o de los dos), pero que carecen de ese "golpe de gracia" que hace que uno quiera permanecer con esa persona para siempre y que le da ese "nosequé" a la relación. En ese caso, ese amor se transforma en un amor fraternal o de amistad, que se mantiene en el tiempo con otras cosas y con menos "trabajo" o atención que el de pareja.

Creo que el factor más influyente en este amor, el factor que hace que uno tome decisiones respecto a los sentimientos, es el sexo. Este amor, el de pareja, es el único tipo de amor que tiene al sexo como componente casi esencial y decisor. De alguna manera, el sexo altera y revoluciona la normalidad y homogeneidad que suele caracterizar a los demás tipos de amor, los cuales son más estables en el tiempo. Es como el Gran Lazo que une a dos personas.

En el amor filial y el fraternal el lazo principal que une a dos o más personas es sanguíneo; en el amor de amigos, el lazo principal son los intereses comunes; en el amor comunitario o humanitario el lazo es la sensación de igualdad como seres humanos y comprensión por nuestra naturaleza.

Pero en el amor de pareja, el sexo es el Gran Generador, el Gran Alterador, el Gran Decisor, el Gran Buffer, el Gran Destructor.

**Work in Progress**
(definición pasible de enmiendas y addendums)

.
.

30 de noviembre de 2008

Message in a bottle

.
"Muy querido hermano Javier: escribo esta carta sabiendo que nunca la leerás. Te imagino llegando a tu hermoso barco, con tus amigos. Pero lo más doloroso es imaginarte partiendo por este canal y no regresar. Tienes ese mar argentino como tumba y tu nombre está en muchos monumentos. Eres un héroe muerto, pero yo te preferiría un hombre más...

Olvidé decirte tantas cosas. Creo que nunca supiste que eras mi ídolo, que de chica me maravillaban tus explicaciones sobre el Universo y de grande elegiste a la mujer más buena para que fuera mi cuñada. Ella mantuvo la familia unida y siempre la voy a querer mucho... Dicen que la guerra terminó en 1982, pero para nosotros no, porque nos faltás vos...
Mañana echaré flores al mar y rezaré por ti.

Te quiero mucho, mucho. Kili"

(Este mensaje encontrado flotando dentro de una botella en el Canal de Beagle está dirigido al subteniente Antonio Javier Ojeda, muerto durante el hundimiento del Crucero General Belgrano, en la Guerra de Malvinas. Clarín envió una carta a la dirección que había dejado su hermana, la autora de esta carta, pero semanas después el cartero la devolvió a la redacción. No había encontrado quien la leyera).
.
.
.
.

28 de noviembre de 2008

Máximas - 1° Selección

.
“La indiferencia es el cansancio del justo”

“Libertad significa tener la oportunidad de ser lo que nunca creímos que podíamos llegar a ser”

“El obstáculo más grande para el descubrimiento no es la ignorancia, sino la ilusión del conocimiento”

“La vida sin libertad es como un cuerpo sin espíritu”

“Amense unos a otros, pero sin hacer del amor un lazo: déjenlo ser mejor un océano que se mueve entre las costas de sus almas”

“La generosidad es dar más de lo que se puede, y el orgullo es tomar menos de lo que necesita”

“La sabiduría deja de ser sabiduría cuando se vuelve demasiado orgullosa para llorar, demasiado seria para reír y demasiado egoísta para buscar otra cosa que a ella misma”

“Uno da poco cuando entrega sus posesiones. Sólo se da en serio cuando uno se entrega a sí mismo”

“Ganarle al miedo es el comienzo de la sabiduría”

...puff!!

.
.

17 de noviembre de 2008

Chris Mann (o Neilman)

.
Ése es el nombre de la persona que escribió el MARAVILLOSO, PROFUNDO y DESENMARASCADOR DE EMOCIONES score del capítulo 7 de la película “Animatrix”. No es Don Davis. Ni Kenji Kawai. Ni Death in Vegas. Es Chris Mann. Por favor, que se haga justicia y se haga público su nombre y su obra.

Cuenta la historia que estaba Nano moqueando y con la garganta totalmente cerrada de tanto ver el capítulo 7 “Beyond” de la serie Animatrix, que se puso como objetivo conseguir la música de dicha historia, ese score que desestabiliza almas con ese grito desgarrador y profundamente sensible apoyado sobre un colchón de cuerdas y sintetizadores que se exhibe en el minuto 7 y pico del capítulo, en el cual Yuko, el personaje principal, descubre un mundo mágico, sorprendente y liberador al visualizar en cámara lenta el vuelo de una paloma delante de sus animeizados ojos.


Sepan que me costó un huevo y medio saber quién era el autor y dónde podía conseguir la música limpia, el track completo y sin diálogos superpuestos de la peli. En todas partes aparece Don Davis como autor de todo el score de Animatrix y los distintos artistas que participaron del proyecto escribiendo canciones (o no) que tuvieran que ver un poco con la temática del film. Nada de Chris Mann.
Así que navegando y navegando, metiéndome en foros varios e inutilizando varios intentos de hackeo de mi pc por cada foro extraño que me metía (onda el detective del capítulo siguiente “A Detective Story”), terminé en ese nombre y de ahí en adelante, sólo requirió de mí expresarle por email a este maravilloso artista las impresiones que dejó su música en mi mente y alma. Al rato, tenía su respuesta y…..el mp3 del score!!!!!!!!!! Eternamente agradecido por su generosidad.

Mr Mann logra sumar clímax y tensión espiritual a la ya de por sí profundamente trascendente historia que Koji Morimoto, después de tardarse una bocha en terminarlo y tener a los productores del film al borde de un surmenage, nos impone a fuerza de mensajes escondidos sobre nuestra humanidad, fragilidad y necesidad de explicaciones ante la realidad (o no) que nos rodea.

El score completo dura 10.44 minutos y en el corto está subdividido en varias partes, de acuerdo a cómo se va desenvolviendo la historia. Ninguno de esos 10.44 minutos tiene desperdicio.

Abunda en soft pads, bellísimos punteos acústicos y acordes disonantes menores que en ciertas partes recuerda al sonido ya registrado de Vangelis o Kitaro y va en crescendo hacia el clímax del minuto 5.20, en el que un excelentemente ubicado silencio de 5 segundos se agazapa para la explosión de belleza e inmensidad que provoca ese grito sintetizado y oriental que lo hace a uno despegarse del suelo y volar hacia el infinito.



Ahhhhh….

En fin, aprovecho para explayarme ahora sobre la historia en sí.

Mi visión sobre “Beyond” hace pie en la pequeñez humana, en la necesidad de explicaciones ante la realidad que nos toca vivir, en lo inexplicable, en lo cuán burda y monótona nos puede llegar a parecer nuestra vida y rutina diaria y el efecto magnetizador que tiene lo sobrenatural en nuestras mentes y cuerpos y que puede llegar a cambiarnos de dirección la vida y dejarnos en un point of no return irremediable.

Se funde todo esto con una historia paralela a la de Matrix en sí, donde una zona de la virtual ciudad donde vive Yuko, una adolescente solamente preocupada por su gato Yuki que sale de joda por ahí y cuya búsqueda termina llevando a Yuko hacia esa casa abandonada en medio de la ciudad donde nada es normal.
Es allí, en esa casa, donde el núcleo de la historia que Morimoto quiere contar adquiere relevancia y se funde con la historia de las Matrix. Esa “casa embrujada” donde suceden cosas extrañas, llueve sin nubes, los perros se desmaterializan, las paredes se “desconfiguran” y la gente flota y se enlentece, no es nada más que un error en el programa de la Matrix, un cacho de código que funciona mal y sólo necesita un debugging y reconfiguración. Pero para los humanos que lo viven (o sueñan), es algo fuera de lo común, algo sobrenatural, que los llama y fascina.


Yuko, llevada por unos chicos que tienen a esta casa como su “gran secreto”, termina experimentando en carne propia los efectos de dicho error en la Matrix, que le hace sentir algo inmenso y profundo, que le da la pauta de que en su vida hay bastante más de lo que se ve a simple vista.

Por supuesto, una vez que la Matrix se da cuenta de dicho error de programación, manda una manada de agentes a la zona para sellarla y poder reconfigurarla, conviertiendo la casa en una playa de estacionamiento donde nada flota ya, donde nada se reconstruye después de roto, donde la magia ya no existe.

La secuencia final del corto, con el último tramo del score lleno de pads etéreos mezclándose con el sonido de la respiración intensa y palpitante de Yuko y la sangre que sale de su dedo por haberse cortado con una lata vieja, dice tantas cosas sobre los humanos y su pequeñez que en este mismo momento, mientras escribo éstas líneas, mi piel se estremece y encrispa y una ola de calor y electricidad me invade por completo.

La música de Chris Mann envuelve toda esta historia en un halo de espiritualidad y misterio que hace que uno termine sintiéndose muy chiquitito, necesitado de respuestas y empático con la raza humana en sí. En fin, como lo hace sentir a uno toda la historia de Matrix.

Link a su página web

Gracias totales Mr Mann.
.
.

14 de octubre de 2008

El Canto del Mar (de Khalil Gibrán)

.
La sólida playa es mi amada y yo su amante.
Nos une el amor, pero la luna me aparta celosa de ella.

Me acerco presuroso y me resisto a alejarme, despidiéndome con un pequeño y tenaz adiós.

Me revelo con rapidez tras el horizonte azul, derramando mi espuma de plata sobre sus arenas de oro
Transformándonos en una fulgurante amalgama.

Aplaco su sed y sumerjo su corazón; Ella suaviza mi voz y atempera mi ánimo.
Al alba susurro reglas del amor en sus oídos, y ella me abraza con ternura.

Al atardecer entono la melodía de la Esperanza, y luego cubro su rostro de suaves besos;
Soy temible y veloz, mas ella es calma, paciente y reflexiva; en su vasto seno se aplaca mi impaciencia.
A cada reflujo de la marea nos acariciamos, a cada flujo me hinco a sus pies en oración.

Muchas veces he danzado en torno a las sirenas que surgían de las profundidades
y se recostaban sobre las crestas de mis olas a contemplar las estrellas;

Muchas veces he escuchado a los enamorados renegar de su pequeñez, y los he ayudado a suspirar.

Muchas veces he herido a las grandes rocas
Y las he calmado con una sonrisa, pero nunca me prodigaron sus risas;

Muchas veces he salvado almas que se ahogaban y llevado tiernamente hasta mi amada Playa.
Ella le insufla fuerzas así como agota las mías.

Muchas veces he robado gemas de las Profundidades para ofrecerlas a mi amada Playa.
Ella las toma en silencio, y yo soy feliz pues siempre sale a recibirme.

En la noche informe, cuando todas las Criaturas persiguen el espectro del Sueño,
yo me incorporo, canto un momento y suspiro después. Siempre estoy despierto.

¡Ay! ¡La vigilia ha sorbido mis fuerzas!
Pero soy un enamorado, y es fuerte la Verdad del amor.
Puedo fatigarme, mas nunca moriré
.
.

10 de octubre de 2008

Hierbas (de Khalil Gibrán)

.
Dijo una mata de hierba a una hoja de otoño:

- ¡Al caer haces tanto ruido, que espantas a todos mis sueños invernales!

-Ser de baja cuna y de miserable morada -dijo la hoja, indignada-, ser malhumorado y sin canto: ¡tú no vives en la región alta del aire, y desconoces el sonido del canto!

Luego, la hoja de otoño cayó sobre la tierra, y se durmió. Y al llegar la primavera, la hoja despertó nuevamente, y se convirtió en una mata de hierba.

Y cuando el otoño llegó, y la mata de hierba comenzó a adormecerse con el sueño invernal, las hojas del otoño, meciéndose en el viento, iban cayendo sobre ella. Entonces se dijo, enojada:

- "¡Ah, estas hojas de otoño! ¡Cuánto ruido hacen! ¡Espantan a todos mis sueños invernales!"
.
.

Para Uds., niñas...

.
Leyendo una alucinante revista científica (de esas que me gustan a mí y torran a otros, por cierto muy difícil de conseguir en este país lleno de revistas con culos y tetas), enteramente dedicada a tratar y discutir el tema del tiempo y los orígenes y el fin – o no - del universo, me cruzo con el tema del envejecimiento de los materiales y, por ende, de todo lo que conocemos como “materia”. Wow, a mi juego me llamaron!!

Partamos de la base que todos los elementos de la naturaleza, intrincadamente relacionados con la Segunda Ley de la Termodinámica o Ley de Entropía, envejecen.

El envejecer significa, para los elementos atómicos, convertir sus partículas en energía de radiación. A algunos elementos este proceso les lleva un instante, a algunos una eternidad.
Dicha conversión significa alcanzar un estado de equilibrio que las pondría en las mismas condiciones de equilibrio y perfección que tenían esas partículas antes de su nacimiento en el big-bang o en la singularidad que tuvo como punto de partida – se cree - nuestro universo observable.

Ya que nosotros formamos parte de ese universo y, por lo tanto, estamos compuestos de esos mismos elementos atómicos y de esas mismas partículas, se puede decir que:


El envejecimiento es siempre un viaje hacia el equilibrio perdido en el mismo instante de nuestro nacimiento.


Chicas: a decir sus edades reales que con este argumento positivo a favor de la vejez que les doy, van a dejar a más de uno boquiabierto.
.
.

Sabio (de Khalil Gibrán)

.
A la sombra del templo mi amigo y yo vimos a un ciego, sentado allí, solitario.

-Mira -dijo mi amigo-: ese es el hombre más sabio de nuestra tierra.

Me separé de mi amigo y me acerqué al ciego. Lo saludé. Y conversamos.

Poco después le dije:

-Perdona mi pregunta: ¿desde cuándo eres ciego?

-Desde que nací -fue su respuesta.

-¿Y qué sendero de sabiduría sigues? -le dije entonces.

-Soy astrónomo -me contestó el ciego. –

Luego, se llevó la mano al pecho, y dijo:

-Sí; observo todos estos soles, y estas lunas, y estas estrellas.
.
.

9 de octubre de 2008

Hormiguitas (de Khalil Gibrán)

.
Tres hormigas se encontraron en la nariz de un hombre que estaba tendido, durmiendo al sol. Y después de saludarse cada hormiga a la manera y usanza de su propia tribu, se detuvieron allí, a conversar.

-Estas colinas y estas llanuras -dijo la primera hormiga- son las más áridas que he visto en mi vida; he buscado todo el día algún grano, y no he encontrado nada.

-Yo tampoco he encontrado nada -comentó la segunda hormiga- aunque he visitado todos los escondrijos. Esta es, supongo, la que llama mi gente la blanda tierra móvil donde no crece nada.

-Amigas mías -dijo la tercera hormiga, alzando la cabeza-, estamos paradas ahora en la nariz de la Suprema Hormiga, la poderosa e infinita Hormiga, cuyo cuerpo es tan grande que no podemos verlo, cuya sombra es tan vasta que no podemos abarcar, cuya voz es tan potente que no podemos oírla; y esta Hormiga es omnipresente.

Al terminar la tercera hormiga de decir esto, las otras dos se miraron, y rieron.

En ese momento el hombre se movió, y en su sueño alzó la mano para rascarse la nariz, y aplastó a las tres hormigas.
.
.

8 de octubre de 2008

Loco (de Khalil Gibrán)

.
Había una vez, en la lejana ciudad de Wirani, un rey que gobernaba a sus súbditos con tanto poder como sabiduría. Y le temían por su poder, y lo amaban por su sabiduría.
Había también un el corazón de esa ciudad un pozo de agua fresca y cristalina, del que bebían todos los habitantes; incluso el rey y sus cortesanos, pues era el único pozo de la ciudad.

Una noche, cuando todo estaba en calma, una bruja entró en la ciudad y vertió siete gotas de un misterioso líquido en el pozo, al tiempo que decía:

-Desde este momento, quien beba de esta agua se volverá loco.

A la mañana siguiente, todos los habitantes del reino, excepto el rey y su gran chambelán, bebieron del pozo y enloquecieron, tal como había predicho la bruja.

Y aquel día, en las callejuelas y en el mercado, la gente no hacía sino cuchichear:

-El rey está loco. Nuestro rey y su gran chambelán perdieron la razón. No podemos permitir que nos gobierne un rey loco; debemos destronarlo.

Aquella noche, el rey ordenó que llenaran con agua del pozo una gran copa de oro. Y cuando se la llevaron, el soberano ávidamente bebió y pasó la copa a su gran chambelán, para que también bebiera.

Y hubo un gran regocijo en la lejana ciudad de Wirani, porque el rey y el gran chambelán habían recobrado la razón.
.
.

7 de octubre de 2008

Sombras (de Khalil Gibrán)

.
Al amanecer, una zorra miró su sombra, y se dijo:
-Hoy almorzaré un camello.-

Y pasó toda la mañana buscando camellos.

Pero al mediodía volvió a mirar su sombra, y se dijo:
-Bueno... me conformaré con un ratón.
.
.

6 de octubre de 2008

Piel de Gallina (de Khalil Gibrán)

.
Cuando nació mi Tristeza, le prodigué mil cuidados, y la vigilé con amorosa ternura.

Y mi Tristeza creció como todos los seres vivientes, fuerte y hermosa y llena de maravillosas gracias.

Mi tristeza y yo nos amábamos, y amábamos al mundo que nos rodeaba. Pues mi Tristeza era de corazón bondadoso, y el mío también era amable cuando estaba lleno de Tristeza.

Y cuando hablábamos, mi Tristeza y yo, nuestros días eran alados y nuestras noches estaban engalanadas de sueños; porque mi Tristeza era elocuente, y mi lengua también era elocuente con la Tristeza.

Y cuando mi Tristeza y yo cantábamos juntos, nuestros vecinos sentábanse a la ventana a escucharnos; pues nuestros cantos eran profundos como el mar, y nuestras melodías estaban impregnadas de extraños recuerdos.

Y cuando caminábamos juntos, mi tristeza y yo, la gente nos miraba con amables ojos, y cuchicheaba con extremada dulzura. Y también había quien nos envidiara, pues mi Tristeza era un ser noble, y yo me sentía orgulloso de mi Tristeza.

Pero murió mi Tristeza, como todo ser viviente, y me quedé solo, con mis reflexiones.Y ahora, cuando hablo, mis palabras suenan pesadas en mis oídos.Y cuando canto, mis vecinos ya no escuchan mis canciones.

Y cuando camino solo por la calle, ya nadie me mira. Sólo en sueños oigo voces que dicen compadecidas: "Mirad: allí yace el hombre al que se le murió su Tristeza".

Y CUANDO NACIÓ MI ALEGRÍA...

Y cuando nació mi Alegría, la alcé en brazos y subí con ella a la azotea de mi casa, a gritar:- ¡Venid, vecinos! ¡Venid a ver! Porque hoy ha nacido mi Alegría: venid a contemplar este ser placentero que ríe bajo el sol.

Pero qué grande mi sorpresa porque ningún vecino mío acudió a contemplar mi Alegría.Y todos los días, durante siete lunas, proclamé el advenimiento de mi Alegría desde la azotea de mi casa, pero nadie quiso escucharme.

Y mi Alegría y yo estábamos solos, sin nadie que fuera a visitarnos.

Luego, mi Alegría palideció y enfermó de hastío, pues sólo yo gozaba de su hermosura, y sólo mis labios besaban sus labios.

Luego, mi Alegría murió, de soledad y aislamiento. Y ahora sólo recuerdo a mi muerta Alegría al recordar a mi muerta Tristeza.

Pero el recuerdo es una hoja de otoño que susurra un instante en el viento, y luego no vuelve a oírse más.
.
.

3 de octubre de 2008

Sentidos (de Khalil Gibrán)

.
Un día dijo el Ojo:
-Más allá de estos valles veo una montaña envuelta en azul velo de niebla. ¿No es hermosa?

El Oído oyó esto, y tras escuchar atentamente otro rato, dijo:
-Pero; ¿dónde está esa montaña? No la oigo...

Luego, la Mano habló, y dijo:
-En vano trato de sentirla o tocarla; no encuentro ninguna montaña.

Y la Nariz dijo:
-No hay ninguna montaña por aquí; no la huelo.

Luego, el Ojo se volvió hacia el otro lado, y los demás sentidos empezaron a murmurar de la extraña alucinación del Ojo.

Y decían entre sí: " ¡Algo debe de andar mal en el Ojo!"
.
.

2 de octubre de 2008

Dios y yo (de Khalil Gibrán)

.
En los días de mi más remota antigüedad, cuando el temblor primero del habla llegó a mis labios, subí a la montaña santa y hablé a Dios, diciéndole:

-Amo, soy tu esclavo. Tu oculta voluntad es mi ley, y te obedeceré por siempre jamás.

Pero Dios no me contestó, y pasó de largo como una potente borrasca.
Y mil años después volví a subir a la montaña santa, y volví a hablar a Dios, diciéndole:

-Creador mío, soy tu criatura. Me hiciste de barro, y te debo todo cuanto soy.

Y Dios no contestó; pasó de largo como mil alas en presuroso vuelo.
Y mil años después volví a escalar la montaña santa, y hablé a Dios nuevamente, diciéndole:

-Padre, soy tu hijo. Tu piedad y tu amor me dieron vida, y mediante el amor y la adoración a ti heredaré tu Reino.

Pero Dios no me contestó; pasó de largo como la niebla que tiende un velo sobre las distantes montañas.
Y mil años después volví a escalar la sagrada montaña, y volví a invocar a Dios, diciéndole:

-¡Dios mío!, mi supremo anhelo y mi plenitud, soy tu ayer y eres mi mañana. Soy tu raíz en la tierra y tú eres mi flor en el cielo; junto creceremos ante la faz del sol.

Y Dios se inclinó hacia mí, y me susurró al oído dulces palabras. Y como el mar, que abraza al arroyo que corre hasta él, Dios me abrazó.

Y cuando bajé a las planicies y a los valles, vi que Dios también estaba allí.
.
.

1 de octubre de 2008

Impasse - Cambio de Onda

.
Para cambiarle un poco la onda a este blog que ya se está volviendo un poco monotemático y aburrido...

Cacho, un tipo realmente pintón, entre a un bar temático a eso de las 22 hs. Se sienta junto a una rubia en la barra y se queda viendo la tele que tenían ahí.

El noticiero de las diez de la noche estaba comenzando. El equipo de noticias estaba cubriendo una nota sobre un tipete parado en el borde de una cornisa, a punto de saltar.

La rubia mira a Cacho y le pregunta:
“Ud. cree que va a saltar?”

Y Cacho le responde:
“Sabe, me parece que sí. El tipo salta”

La rubia le responde:
“Bueno, le apuesto $100 a que no salta”

Cacho puso un billete de $100 sobre la barra y le dice:
“Ok! Le acepto la apuesta!”

Justo cuando la rubia pone sus 100 sobre la barra, el tipo de la cornisa hace un movimiento y se manda un clavado hacia el vacío, haciéndose torta contra el suelo.

La rubia estaba muy molesta, pero voluntariamente le entrega los 100 a Cacho, diciendo:
“Lo justo es justo. Aquí tiene su dinero”

Entonces Cacho le dice:
“No puedo tomar su dinero. En realidad había visto ya esta noticia en el noticiero de las 17, así que ya sabía que saltaba”

Y la rubia le respondió:
“Yo también lo había visto, sólo que no creí que lo haría de nuevo”.

Y Cacho aceptó el dinero.
.
.

Irresistible - 1 día a-ctg

.
La tentación de echarme atrás es semejante a:

- la cantidad de átomos contenidos en
- todas las moléculas que forman
- todas las estrellas de
- todas las galaxias de
- todo el universo.

Bien, si en el fondo lo que quiero hacer con esto es testear mi capacidad de mantener o no una decisión tomada, está cantado que elegí la PEOR situación para hacerlo.

Podría haberlo hecho con un

"Me como o no me como ese alfajor?"
"Rompo o no rompo esa ramita?"
"Subo ese peldaño o no lo subo?"

...y un bunch de otras dificilisisímas decisiones que se me ocurren en este momento. Seguro que esas pruebas hubieran sido más fáciles de llevar a cabo!

Y les aseguro que siempre, pero siempre, me termino comiendo el alfajor...
.
.

25 de septiembre de 2008

8 de septiembre de 2008

Micro y Macro

.
Micromovimientos: son los que uno hace. Las decisiones que se toman. Los caminos que se eligen recorrer. Cada cosa que hacemos, decidimos o elegimos, son micromovimientos que se ponen en marcha.

Macromovimientos: son efectuados por el cosmos-destino-dios o la sarasa que sea. Estos movimientos dependen exclusivamente de los micromovimientos que efectuemos nosotros.

La interacción entre estos dos tipos de movimientos es la que establece nuestro devenir. Los nuestros son pequeños, rápidos y efectistas. Son pequeños engranajes que ponemos en funcionamiento. Como los engranajes más pequeños de un reloj.

Cada uno de esos engranajes que ponemos a funcionar está íntimamente conectado con otro engranaje, más grande, que se pone en funcionamiento gracias a que nosotros pusimos en funcionamiento el más pequeño. A su vez ese engranaje más grande está interconectado a otro todavía más grande y así.

En fin, por mover un pequeño engranaje, los únicos que somos capaces de mover en realidad, terminamos accionando todo el sistema y así la aguja de las horas, o la de los segundos, o la de las milésimas de segundo se mueven. Y el gran cambio se produce.
.
.

Enojos

.
Discusiones, enojos, palabras y acciones que uno hace sólo bajo un stress concentrado y lleno de dudas y temores.

Esos momentos en los cuales uno quiere esconderse, apagar, cerrar todo!

Feos momentos. Desagradables. Pero esclarecedores. Es, en esos momentos, cuando se aprecia la real naturaleza humana. Una naturaleza interna que, además de bellezas, fuerzas y capacidades, contiene debilidades, miedos, flaquezas e inseguridades. Todas esas cosas que nos abocamos tozudamente a esconder, enterrar, desaparecer. Que nadie vea que a veces no doy más y mi lado flaco, débil e inseguro toma control.

Somos seres muy complejos, un compendio de muchas cosas. Pero no somos máquinas. Y hasta las máquinas fallan y se apagan y no prenden y funcionan mal!!

Cuando todo eso sale pa' fuera y dos personas que se aman/necesitan/desean discuten por algo, no hay mucho para hacer más que barrer con toda la mugre que salió afuera durante la discusión, mirarse a los ojos y tocarse de nuevo, re-compartirse el amor que existe y abunda y sonreír. Sonreír mucho.

Ah! Sí! Y aprender mutuamente de las causas y consecuencias de lo que sucedió para usarlo de peldaño y seguir subiendo por esa escalera interminable de conocimiento mutuo.
.
.

5 de septiembre de 2008

Disclaimer

.
...mis atentos oídos han recibido en estos últimos días comentarios sobre lo ácido, totalitario y hasta violento que parecen los posts que escribo en este espacio, extrapolando dicha connotación hacia mi persona (o sea, que mis palabras dan a entender que mi personalidad abunda en comportamientos ácidos, totalitarios, posesivos y celosos)

Mmmm!!!

Bueno. Sepan que no soy más que un ser humano tierno, sensible, cariñoso y muy, pero muy, baboso...entre otras cosas un poco más varoniles, por supuesto.

Eso sí, idealista a ultranza.

He ahí tal vez, en mi férreo y potente idealismo, la causa de la connotación ácida, totalitaria y violenta que pueden emitir las boludeces que pongo acá...porque no son más que eso....boludeces de una mente muy dinámica que dudo que lleguen alguna vez a ser algo más que palabras en código html colgadas de algún servidor de Google localizado en algún punto de este punto azul pálido llamado Tierra.

Boludeces, sí. Aunque en el fondo...mmm...es mi ambicioso deseo que lo que se lea acá cambie mentes, genere cuestionamientos, provoque cambios de paradigma, modifique y eficientice estructuras, destrabe corazones, libere almas...jaja, eso también!
.
.

20 de agosto de 2008

La Gran Maquinaria Alienadora

.
Siempre, pero siempre, cuando uno quiere descollar y hacer algo distinto a lo que hace el resto, termina siendo defenestrado, o apuntado con el dedo índice, o denostado, o retado, o re-ubicado, o, o, o.

Sería algo así como esto (grande Quino):


Quiero besar a alguien en medio de la calle o en medio de un pasillo o en una reunión de trabajo, lo hago. Quiero mandar todo al demonio, lo mando. Quiero hacer el bien, sin mirar a quién, lo hago. Quiero levantarme un día y cambiar al mundo, por más utópico que suene, lo cambio.

Nunca, pero nunca voy a ser intimidado a cambiar mi postura y/o deseo o forma de pensar y/o actuar en base a si el statu-quo le gusta o no le gusta lo que hago o dejo de hacer. Si lo haré si los argumentos en contra de mi accionar contienen más que un "porque sí" o "porque yo lo digo" y si tienen algún asidero en la realidad o son pura elucubración persecutoria y/o enfermiza.

He dicho.
.
.

Una raza atolondrada

.
Hoy mientras manejaba por la maldita y obsoleta panamericana pensaba en mi casa…y si, por ejemplo, se me cayera el techo encima mientras me bañaba o dormía…flor de lío tendría la arquitecta…pero bueno, mientras imaginaba eso, pensaba en lo fuerte y estable que parece la construcción…y acto seguido, en cuánto duraría así. Pensé “cómo estaría mi casa en…digamos..100.000 años? Seguiría de pie? Que habría en su lugar si no fuera así?

Acto seguido comienzo a hilar una línea de pensamiento sobre el tema del tiempo de los humanos en este planeta (todo esto mientras sigo manejando a 30km/h, garúa finito, escucho "Smäointe" de Enya y floto atrapado entre una madeja de autos y camiones) y pensaba “qué poco tiempo, analizado desde el punto de vista cósmico, ha transcurrido para la raza humana desde que adquirimos consciencia y/o inteligencia”. Pensemos que al menos nuestro sistema solar tiene 4.500 millones de años y que la historia escrita humana no se remonta mucho más allá de los 6000 años antigüedad. En 6000 años hemos hecho TODO. Hemos inventado TODO. Al Universo, en forma local, le llevó 4.000 millones de años en desarrollar toda esta diversidad y complejidad y a nosotros sólo 6000 en llegar a Marte y alcanzar los teraflops y la ingeniería molecular y clonar ovejas y el celular que saca fotos y además tiene GPS.

Estamos como atolondrados…el tema es, para qué? A quién le tenemos que ganar? Al Solcito le quedan al menos unos 4.500 millones de años más de vida…si en 6000 años hemos alcanzado todo esto, me parece que como que sigamos así nos vamos a arrebatar, no?

Extrapolemos un cacho…extendamos nuestra existencia al doble, o sea, pensemos en nosotros como raza dentro de 6000 años. Una minimini fracción dentro de los 9.000 millones que podría tener de vida solamente nuestro sistema solar. Si en 6000 años hemos avanzado tanto partiendo desde cero, desde la ignorancia y la falta total de herramientas, ahora que tenemos tantos medios y conocimiento acumulado, en los 6000 años siguientes la velocidad de los avances tendría que acelerarse exponencialmente y costarnos mucho menos de lo que les costó a nuestros maravillosos y admirables pensadores y científicos de antaño. Para qué ir tan rápido? Porqué no sentarse unos, digamos, 200 años a disfrutar de los avances y progresos y conforts, si total hay mucho, mucho tiempo por delante? Si al fin y al cabo inevitablemente, gracias a nuestra inteligencia y pasión por el descubrimiento, vamos a llegar a niveles más avanzados de tecnología tarde o temprano?

Siguiendo a este ritmo, nos vamos a consumir todos los recursos, vamos reventarnos la salud con stress y burnouts y nunca, pero nunca vamos a quedar satisfechos. Sólo tomen como ejemplo el odiado celular: cuánto tiempo están contentos con él hasta que les llega el primer “mmm…estaría bueno si pudiera escuchar unos mp3’s también…”?

Mi casa en 100.000 años probablemente no esté más en pie. Si los humanos seguimos todavía acá, tal vez el terreno donde la tengo edificada se haya hundido, inundado, cubierto de vegetación o haya un super shopping de 500 pisos encima. Qué se yo. Carl Sagan temblaba de miedo al elucubrar sobre la posibilidad de que tanto avance tecnológico atolondrado termine por autoconsumirnos, hacernos volar por los aires y borrarnos del mapa cósmico. Lo unico que quedaría de nosotros como rastro de que alguna vez existimos serían las ondas de radio y tv emitidas hasta ahora y los mensajes grabados en los discos de oro que viajan como silenciosos pasajeros de las sondas Voyager y Pioneer, flotando en el espacio interestelar, lejos de su hogar y en camino hacia algún esperanzado encuentro con algo o alguien que los encuentre.

Paremos la mano. Sentémonos un cachito a escuchar y a disfrutar sin tener que depender de las vacaciones para hacerlo. Digámosle a Intel que pare con los procesadores (que ya casi pueden hablar solitos y escuchar nuestras penas) por unos años. Dejemos los forecasts de ganancias futuras congelados y sin atención. No programemos cuánto vamos a ganar ni cuánto mejor vamos a estar en 30 años. Programemos el hoy. El mañana va a venir all the same y nos va a agarrar desprevenidos, como siempre, a pesar de nuestros incansables intentos por ganarle de mano.

Cierro todo este palabrerío salido de una mente sumamente cuestionadora, con lo que dice Palmer Joss durante una entrevista con Larry King en “Contacto”:

“La pregunta es: somos más felices? Como raza, es el mundo fundamentalmente un mejor lugar gracias a la ciencia y a la tecnología?
Compramos desde casa, navegamos la web, pero al mismo tiempo nos sentimos más vacíos, solos y más desconectados entre nosotros que en ningún otro momento de nuestra historia.

Tal vez es porque estamos buscando un significado, pero cuál es ese significado? Tenemos trabajos alienantes, nos tomamos frenéticas vacaciones, hacemos viajes al shopping financiados deficitariamente para comprar más cosas que creemos que van a llenar esos huecos en nuestras vidas. No parece como que hemos perdido nuestro sentido de la dirección?”
.
.

18 de agosto de 2008

Ser

.
Viven tan solo aquellos que combaten
los que ante el sufrimiento no se abaten
.
Aquellos que en el alma y en la frente
lucen un noble ideal fosforescente
.
Los que animados de ambición gloriosa
llegan hasta la cúspide escabrosa
.
Aquellos que caminan pensativos
persiguiendo sublimes objetivos
.
Esos que noche y día, a toda hora,
sueñan con una obra redentora
.
O tienen la visión, que los domina,
de un gran amor y una piedad divina
.
No se concibe carga mas pesada
que existir sin vivir, que no ser nada
.
Que agitarse en estéril aislamiento
sin elevar el alma al firmamento
.
Que arrastrar, apartados de la lumbre de belleza,
la muda pesadumbre
la carga triste, inútil y pesada de existir sin vivir
...de no ser nada.
.
.

15 de agosto de 2008

Respuestas a Preguntas Trascendentales

.
De Dónde Venimos?
De un total desconocimiento sobre el amor

Porqué Venimos?
Para aprender a amar, a ser amados y amar al 100%

A Dónde Vamos?
A enseñar ese arte aprendido a otros.
.
.

Viajes

.
Los internos:

Profundos, cortos y no tanto, reveladores, intensos. Generalmente me suceden todos los días. Pequeños lapsos en los que mi mente cierra una ventana y abre otra. Dicho viaje hace que mis ojos pierdan el foco, mis dedos comiencen un masajeo de mi pelo, generalmente de mis mechones en la nuca, como si eso generara un flujo de información más dinámico. Mi cabeza se ladea en un ángulo de aprox. 45° y ahí quedo.

Ojos, dedos, pelo, cabeza todos puestos en una posición específica, y entonces mi mente se curva hacia adentro y mira hacia abajo todo el trecho que hay que bajar. Todo parece una cueva oscura, pero al fin y al cabo es mi cueva. Y ahí, en medio de esa oscuridad, veo un espejo…de formas perfectas…flotando en ese espacio interno. Me veo en él y el viaje adopta una velocidad increíble, como si estuviera viajando a través de un agujero de gusano intergaláctico. Yo, mi alma y tal vez Dios, a solas, en la oscuridad.

Los externos:

Siempre cortos, tangibles, educadores, relajantes. Son los “grandes generadores de recuerdos”. Es como si durante ese tiempo apretáramos “rec” en nuestro cerebro y todo comienza a ser grabado. En realidad, el botón rec está activado en forma permanente, pero durante esos viajes, es como si grabara en un DAT, en forma digital y no en forma analógica como lo hace el resto del tiempo.
Esos recuerdos servirán después para llevarse una “linda foto” al más allá (si existe), como dice la viejita a punto de morir en Meet Joe Black, y acto seguido se manda el gran consejo de acaparar la mayor cantidad de “pretty pictures” que podamos, ya que es lo único que realmente podemos decir que nos pertenece.

Hay que trabajar intensamente durante toda la vida para hacerse lugar en nuestras tareas y responsabilidades diarias, y generar la mayor cantidad de viajes, externos e internos, que podamos...
.
.

7 de agosto de 2008

Tiempo

.
Probablemente tendría que haber hablado de este tema antes, ya que es tan medular en mi existencia, pero bueno, los temas salen cuando tienen que salir.

Hay una serie de televisión llamada "Héroes" donde uno de los protagonistas puede manejar el tiempo como desea, traspasar eras, rebobinar, adelantar o simplemente poner un "pause" y mientras el resto del mundo se queda quietito-quietito, él se puede mover tranquilamente a velocidad normal. Este "héroe", forma parte de una banda de héroes que tienen diversos poderes, entre los que se destacan la telequinesia, la habilidad de convertir en oro todo lo que se toca y la de volverse invisible, entre otras.

De todos ellos, a pesar de que algunos poderes son en verdad muy deseables, el de poder manejar a gusto y piacere el tiempo es el que más me interesa. Ojo, tuve que esforzarme muchísimo para desestimar los demás poderes y quedarme con ese!!!

Pero bueno, volviendo al tema, el control sobre el paso del tiempo tiene para moi una importancia DEMASIADO relevante. La sola idea de que el tiempo no es algo real sino tan subjetivo como sea el nivel de complejidad que uno tenga adentro de su mente me provoca un desmesurado interés. Con un mínimo esfuerzo se puede probar que la noción del paso del tiempo es distinto para cada uno de nosotros e, incluso para nosotros mismos, el tiempo se comporta y siente, a lo largo de los años, de manera diferente.

Una personita muy especial para mí me tiró la idea de que el tiempo es lo variable que una persona que se lo pregunte piense que es, o sea, el tiempo es para cada persona, único.
Estoy de acuerdo con ella. Le agregaría que esa variabilidad depende de muchos factores, entre ellos, el clima y la luz del sol. Después volveré a eso...

Sí hay una "dirección del tiempo" que no varía para nadie (o tal vez sí varía para el héroe ese). El tiempo va en una sola dirección: hacia el futuro. Esa dirección es la raíz de mi problema. La dirección y la velocidad del tiempo.
En otros posts hablé sobre la libertad y el libre albedrío. Si miro toda la existencia desde un punto de vista absolutamente general (flor de laburo lograr esa vista), como viendo el universo completo desde arriba y fuera de él, debo decir que no existe ni la libertad ni el free will. Al menos no desde una concepción física. Mi libertad humana-terrenal está totalmente supeditada al tiempo, su dirección y velocidad. Por lo tanto no soy libre ni por las tapas.

Qué iluso!!!

Con respecto al tema del clima y la luz solar y su influencia sobre nuestra noción del tiempo, puedo arriesgar que cuando el clima está nublado/lluvioso/frío, la velocidad del tiempo suele parecernos más lenta y a la inversa, si el clima es soleado, templado y/o diáfano, el tiempo suele acelerarse un poco.
Ni hablemos de la picada a 400 km/h que se manda el tiempo cuando estamos en pleno estado de euforia y/ o felicidad...todo-dura-nada.
Quien no ha sentido un finde largo lleno de paz y amor con la persona elegida o unas merecidas vacaciones, escurrirse entre los dedos de las DOS manos a la velocidad de la luz mientras auto-contemplamos con total impotencia nuestra incapacidad de hacer absolutamente nada para remediarlo?
Por supuesto que por contrapartida y casi con un matiz de sadismo, un día de oficina de 8 hs reales suele durar a veces 432 hs mentales, haciéndonos sufrir como cochinos.

Toooodo esto me lleva a pensar al final de cuentas, que el tiempo corre en realidad a una velocidad constante, pero la clave está en que nuestras cabezotas le presten o no atención a ese transcurrir, dependiendo de la combinación entre el estado emocional en el que estemos y las variables de la naturaleza (luz, clima, etc).
La diferencia de velocidad la da la comparación subconsciente que hacemos entre:

- la velocidad que adquiere el tiempo cuando le prestamos atención y

- la velocidad "de ruido de fondo" que el tiempo adquiere cuando no le prestamos taaanta atención, ya que aunque no le prestemos real atención, siempre hay una mínima, logarítmica noción de su presencia...

O sea, el sadismo con el que Juan Universo maneja nuestras vidas ya se me está haciendo imbancable. Alguien sabe donde puedo encontrar a este tipejo? Su celular al menos!

Quiero YA MISMO el poder de Hiro Nakamura.

Y espero que alguien haya entendido lo que quise decir, porque yo ya no me entiendo nada.

(escribir esto me llevó 4 días, 22.3 horas, 25 minutos y 08 segundos. O tal vez menos...o más, ya no lo sé)
.
.

16 de julio de 2008

Miedos

.
Ay! las cosas que se dejan de lado por miedo, las oportunidades que se desechan y los caminos que no se eligen recorrer o, mejor dicho, el optar por elegir el camino más fácil, conocido, cómodo y seguro.

Optar por lo conocido. Quedarse quietito dentro de una campana o micromundo de seguridad. Por supuesto que a corto plazo suena como lo más lógico y lo menos arriesgado. No nos va a costar mucho encontrar excusas, totalmente razonables, plausibles y válidas, para quedarnos donde estamos.
Pero a futuro, tarde o temprano, dicha elección termina por horadarnos la cabeza y nos deja con una sensación desesperante...la sensación de haber perdido el tren.

Cambiar algo arraigado en nuestra psique o cambiar un modo de vida es un proceso en extremo difícil, tensionante y cuesta arriba. Produce una legión de miedos hasta al momento desconocidos, que caen encima de uno con el firme propósito de romper todo, con las garras y los colmillos afilados como acero quirúrgico, cortando y lastimando sin piedad. Durante ese cambio, necesario y productivo, lo ideal es tener a alguien capacitado en este tipo de procesos, que esté al lado de uno para sostener, contener, curar y sanar cuando sea necesario mientras el proceso se lleva a cabo.

Si se nos presenta semejante desafío en algún momento de nuestra vida, en la forma que sea, hay que hacerlo carne y sobrellevarlo con ganas, aceptando el hecho de que vamos a perder y sacrificar cosas, cosas a las que estamos muy acostumbrados y que forman parte de nuestra rutina, pero ganando en contrapartida muchas otras…experiencias y visiones nuevas, refrescantes, motivantes y evolucionadas.

Es muy triste para mí ver personas que se asustan, retroceden, se enroscan como un bichito bolita y tienen en la cara la sombra del miedo a lo desconocido, que los domina completamente y oscurece sus almas. Mi deseo es ayudarlas, pero a veces es muy difícil que acepten dicha ayuda.

Justamente evolucionar significa cambiar. Para ser mejores y apuntar a la perfección, hay que cambiar y re-adaptarse. Como viene haciendo desde hace eones nuestra Gran Maestra Naturaleza...y con un éxito ininterrumpido!!
.
.

3 de julio de 2008

Maldita droga social

.
Anécdota real: un grupo de compañeros de trabajo (en adelante, "Los Conversadores") va a una despedida de uno de ellos a un conocido bar porteño. Una vez ahí, comienzan la previa, conversando animadamente sobre un persona que todavía no había llegado (en adelante "La Víctima").

La cosa es que aprovecharon su ausencia para defenestrarla, reírse de ella y denostar sus capacidades profesionales y personalidad. La misma gente con la que esta persona trabaja todos los días, saluda, confía y comparte responsabilidades!!
Que un “qué se cree ella”, “se hace la super senior y es un zapato”, y ese tipo de comentarios. Obviamente, una vez que esta persona llegó finalmente al bar, el tema de conversación se desvaneció y se transformó en la típica conversación banal y sin objetivo claro que suele haber en after-hours laborales.

Momentos después, ingentes cantidades de esta potente y nociva droga social llamada “alcohol” entran en sus estómagos y todo rastro de la lasciva y traicionera conversación anterior se desvirtúa y todos, los Conversadores y la Víctima, pasan a ser íntimos amigos, palmeándose las espaldas, bromeando y hasta animándose a algún que otro sablazo de seducción entre las partes.

Qué puedo decir sobre esta anécdota? Que este tipo de cosas se repiten diariamente desde hace eones, y el alcohol es el Gran Protagonista, el Gran Ocultador (a pesar de que es llamado el “Gran Deshinibidor”) y el terrible Gran Destructor de la Verdad.

Yo personalmente no tomo alcohol, en ninguna de sus variantes. En parte porque no le encuentro la gracia ni el sabor me parece agradable, pero por otro lado, justamente por esas cualidades destructivas y anuladoras de la personalidad.
Para cagarme de risa, disfrutar, seducir, animarme y pasarla bien solo o con amigos, la verdad, que lo hago perfectamente sin necesidad de drogarme con alcohol (eso sí, unos honguitos alucinógenos no me disgustarían para nada, pero aclaro que serían usados sólo con fines más científicos, de investigación de mi psique y búsqueda de respuestas cósmicas, y no como elemento necesario para poder divertirme... :oP)

En fin...io me pregunto, cómo sería el mundo hoy si el alcohol no hubiese existido nunca? Como habrían sido las Grandes Decisiones tomadas a lo largo del tiempo en los gobiernos, reinados, logias, foros y hasta destinos decididos en oscuros bares, sin la presencia del alcohol?

**KATRINA DE CHANES**
.
.

30 de junio de 2008

Cargas

.
Los sentimientos se pueden visualizar como la carga de un camioncito de gran tara. Esos camiones van livianos, circunstancialmente vacíos yendo de un lado a otro a buscar una carga, o van bien cargados, llevando dicha carga trabajosamente o no, dependiendo de la potencia del camión (tema de ooootro post).

La razón vendría a ser el Puesto de Control Fronterizo. Dicho control tiene dos salidas posibles: una de ellas lleva hacia el infinito, el camión con carga toma dicha salida y no vuelve más y vaya a saber uno qué pasa con él. La otra, lo más probable es que lleve a otro Puesto de Control Fronterizo y así sigue la cosa; sino, tiene como destino final algún pueblito donde la carga será depositada y aprovechada por las necesidades de éste.

Bárbaro hasta acá. Sin embargo:

- Quién decide qué carga, cuánta carga y qué papeles tendrá dicho camión para pasar el Control Fronterizo (o sea, por cuál de las dos salidas podrá o deberá salir ese camión)

- De dónde sale dicha carga o quién la fabrica (Gran-Misterio-Gran)

- Los habitantes de dichos pueblos, porqué tienen esas necesidades a suplir por dicha carga, de origen y destino desconocidos?

- Los gendarmes de los Puestos de Control…QUIÉNES SON ESTOS MUCHACHOS POR FAVOR????

A fin de cuentas, sólo me doy cuenta de que no me conozco. Toda esta logística sucede dentro mío incansablemente desde hace 34 años y todavía tengo todas esas preguntas sin responder.
.
.

11 de junio de 2008

+ Juegos Jodidos

.
Probablemente sea que me estoy poniendo viejito y ya no me da tanto la sabiola, pero algunos cuestan un uebo che...

#1

#2

#3

#4 .....este es para estresarse más de lo que ya se está!

Nota piola: sepan que este tipo de actividades incentivan el movimiento de sangre en el cerebro, haciendo que se formen nuevos caminos neuronales y los axones crezcan, se reproduzcan y formen super-redes con otras neuronas, hence, haciéndonos más rápidos, inteligentes y previniendo enfermedades de la vejez como el Alzheimer, Parkinson y todo eso...mmm...tendría que agregar que además de jodidos, son Juegos Grosos.

Juéguenlos cuando estén al dope, si es que ese estado existe hoy en día...

Good luck mates!
.
.

5 de junio de 2008

Destino

.
Una, dos, mil veces. Incontables veces he tratado, en forma totalmente inútil, de escaparle. Escaparle en el sentido de evitar que haga lo que se le canta, motivado y propulsado por una serie de órdenes y parámetros que algo o alguien “cósmicamente” le imprimió en algún momento.

Realmente estoy en control de lo que me sucede? Evidentemente, cada decisión que tomo, sea elegir una compañera de vida, cambiar de trabajo o comprar un alfajor, habilitan un nuevo camino en mi destino.

Ok, hasta ahí sí, yo tengo el control. Lo que decidan los electrones que se mueven a lo loco dentro de las moléculas neurotransmisoras que pasean despreocupadas por las inmediaciones de las sinapsis de mi atribulado cerebro, está bajo mi control. El tema es, las consecuencias de dichas decisiones, lo están? O hay un paquete listo, preparadito de consecuencias para cada decisión que yo tome o pueda tomar? Es ese paquete de consecuencias realmente mi “destino”? Sería algo así como lo que me pasaba cuando leía las aventuras de la colección “Elige tu propia Aventura”. Yo tomaba decisiones y controlaba el desenlace de cada aventura, pero el autor del libro ya había escrito los posibles finales, contados, finitos, a los cuales me iban a llevar cualquiera de las opciones que yo tomara previamente. En ese caso, mi destino estaba escrito, pero yo elegía cuál destino, por supuesto, sin saber de qué trataba cada destino posible.

Entonces, es mi vida una aventura digna de ser escrita en un libro de esa colección? O yo voy escribiendo mi historia a todo nivel? O sea, tomo la decisión, abro un nuevo camino y dicho camino se va trazando de a partes, a medida que transcurre el tiempo? O yo tomo la decisión y eso significa simplemente abrir una puerta que tiene detrás ya toda la escenografía armada?

(Me cago en mi cabeza que piensa tanto en cosas que al fin y al cabo no creo que pueda dilucidar nunca...quiero ser más superficial!!! Quiero poder disfrutar de emborracharme con varias cervezas bien frías, mirando incontables partidos de fútbol un Domingo a la tarde o viendo algún programa del neanderthal de Tinelli, conversando al mismo tiempo de culos y tetas varias y de cómo me patiné no sé cuánta guita en el casino mientras me charlaba una minitaaaa!!)

(Pero bueno, éste soy yo y, disculpen, pero me gusto mucho)
.
.

30 de mayo de 2008

Espejos

.
Mirarse al espejo. Un acto un tanto narcisista si se lo analiza superficialmente, pero sumamente profundo si se piensa en lo que se está viendo. Uno ve lo que de otra manera no podría; nuestros ojos no pueden ver para atrás, no los podemos sacar de las órbitas y hacer que miren para atrás (aparte de que veríamos un espectáculo MUY grotesco y digno de una peli bien gore de Clive Barker o Peter Jackson en sus primeras épocas).

El espejo nos devuelve, en algunos de ellos un poco deformada, la imagen física y tangible que el resto de la gente ve de nosotros.

Ese (o “eso”, jeje) que se ve allí soy yo..yo, yo. Mi cara, nariz, pelo, ojos. Los ojos se “auto-ven”…mmm…

Probaron alguna vez verse en serio? Y con esto me refiero a acercar bien la cara al espejo y mirar dentro de las propias pupilas, sin pestañear... auto-mirarse en las profundidades de esa negrura que, a veces, asusta. No lo vemos porque está muy oscuro, pero estimo que si hubiera luz dentro de nuestras pupilas, se produciría ese efecto tan peculiar que se produce cuando uno se mira en un espejo que tiene del otro lado otro espejo y produce esa sensación de que hay infinitos “yoes” haciendo lo mismo al mismo tiempo. Se dieron cuenta de que esa negrura no refleja la luz?

Prueben. Acerquen la cara y vean a través de sus pupilas. Busquen y esperen. Tengan paciencia. Si miran fijo y atentamente, seguramente algo pasará. Su cerebro comenzará un trabajo que probablemente nunca ha hecho, moverá y activará áreas durmientes del mismo que despertarán del letargo y una sensación de trascendencia y “unión cósmica”, por llamarlo de alguna manera, los inundará.

Verse a los ojos. A los propios ojos.

Qué buen invento los espejos che…
.
.

26 de mayo de 2008

Ser Hombre

.
No tienen idea. Tanto está la opinión pública focalizada en que todos sepamos (y comprendamos-aceptemos) lo difícil que es ser mujer y madre, que se relega al ostracismo lo que requiere la tarea de "Ser Hombre".

Poner el pecho, soportar el embate de las borrascas más traicioneras y violentas y así y todo, mantenerse con los pies firmes en el barro de la realidad cotidiana. Guay de que se nos corra un pie o que patinemos!!
Gran parte del atractivo de un Hombre para una mujer promedio, más allá de la variedad que hay sobre gustos físicos, es su seguridad en sí mismos, su temple, su fuerza de voluntad, su caballerosidad, su respeto, su proactividad. Por lo tanto, si uno trastabilla, flaquea, patina o afloja, ese atractivo se vuelve algo volátil, efímero, virtual. Fácilmente pasamos de ser gigantescos héroes mitológicos a ser meros animales básicos y primitivos que no entienden nada de la vida.

Contener, sostener, querer, cuidar, emocionar, evolucionar, amar, escuchar, comprender, todos infinitivos de tareas/verbos/acciones muy fuertes, trabajosas, demandantes. A veces, el requerimiento del día viene a ser una conjugación (siempre perfecta, of course) de dos o más de ellas, todas actuando al mismo tiempo y en perfecta armonía.

Por supuesto que sé que puedo dar todo eso y más todavía (se me ocurren muchas más acciones en infinitivo para agregar), las haría con gusto, placer y amor por quien sea. El tema es, hasta cuándo? Cuánto tiempo duraría mi stamina para aguantar semejante desafío? Cuán grande tendría que ser mi tanque de combustible para poder abastecer semejante demanda?
Saquemos del medio el mito de que a los hombres se los contenta con tres boludeces (la tríada "Com.Cag.Coj."). Tal vez eso era antes. Hoy es distinto. El Hombre, al igual que la Mujer, ha evolucionado como animal social. Ya no es tan básico como se lo pintaba antes. Ha adquirido nuevas necesidades de su pareja, la mayoría de ellas, de índole emocional. Ya no sólo basta con que nos hagan sexo oral, ese sexo oral debe venir acompañado de caricias, amor, real interés.

Ja! Que pedigüeños por favor!

Al fin y al cabo, nuestras enormes diferencias de género se evaporan ante la realidad de nuestra igualdad inapelable como animales de costumbre, con las mismas necesidades afectivas y emocionales, a pesar de que se viene de un paradigma social y sexual muy diferente.

Ya no queremos tanto que nos planchen, laven y hagan la comida. Eso lo podemos (y aprendimos) a hacer nosotros solitos. Ahora queremos que nos den bola.

Chicas: uds han cambiado. Radicalmente! Bueno....nosotros también. Ahora sólo resta sentarse a negociar y dar de nuevo...

....en la mesa de un bar, en cucharita en la cama, caminando de la mano por la playa a la tarde, donde quieran.
.
.

22 de mayo de 2008

When I meet God

De “When I meet God”, de Marillion:

“And if that girl is no solution, why did she feel so warm
And if to feel is no solution why do I feel
Why do I feel so tired
Why do I feel so broken
Why do I feel so outside
Why do I seem so blind
I'm so sick of feeling...it's ruined my life”

“I crawled around inside myself
It was a long way down
It was a mine and it was mine
And in the darkness I saw a perfect mirror
Floating in space”...

"When I meet God
I'm going to ask her
What makes her cry
What makes her laugh
Is she just stars and indigo gas
Does she know why
Love has no end"

"A perfect mirror
Floating in space
Waves and numbers
But oh, such beautiful numbers
And oh, such waves.."

12 de mayo de 2008

Animales, con pretensiones.

.
Somos sólo animales con pretensiones.

Y grandes pretensiones. Que además, se complican demasiado por todo o cualquier cosa. En un post anterior hablabla sobre cuán libres éramos en realidad, como no estábamos atados a ninguna ley ni barrera más que los límites físicos.Sin embargo, y en consonancia sobre el basamento principal sobre el que se construyó la “matriz” en Matrix (recuerdo para los de memoria frágil: bajo el preconcepto de que un mundo virtual perfecto y lógico iba a dejarnos contentos y calladitos aceptando la esclavitud total por parte de las máquinas, ellas crearon un mundo así para nosotros al principio, pero se encontraron con que los humanos conectados no aceptaban dicho mundo perfecto y lógico, necesitaban el sufrimiento y los problemas para aceptarlo como algo “real”, y así la matriz terminó colapsando, perdiéndose con ella “cosechas enteras” de humanos), nosotros necesitamos problemas y stress negativo para tener un propósito en la vida…no podemos simplemente “flotar” tranquilamente durante los 70-80 años que tenemos acá, admirando la naturaleza, aprendiendo de ella, maravillándonos diariamente con todo lo que la vida tiene para darnos y mostrarnos…no, tenemos que problematizarnos, llenarnos de barreras, perder todo rastro de inocencia con la inevitable llegada de la maldita y conflictiva adultez, ser cada vez más duros, menos soñadores, más tristes, volviéndonos con el paso del tiempo animales dóciles y fáciles de dominar.

Vivimos así aceptándolo como algo normal, catalogándolo como una especie de castigo heredado de los infames y bien simiescos Adán y Eva....y para colmo de males nos pasamos mutuamente hermosos y casi infantiles archivos powerpoint, llenas de fotitos lindas, musiquita de duendes carilocenses, con frases armadas y agradables que hablan de ser libres y disfrutar, que a algunos les logran sacar cada tanto una lágrima, pensando “qué lindo lo que dice”, “si sólo pudiera”, “porqué Dios?!?” y una lista casi infinita de pensamientos llantosos y tristes. Obvio, estamos algunos de nosotros que directamente borran del email dicho grotesco y patético archivo de Microsoft.

La raza humana es, en poca palabras, una raza aburrida, con mucho potencial, pero a la vez con demasiado cerebro al pedo.
Igual, reconozco que algo de esperanza en un cambio rotundo me queda che. Además, la naturaleza nos está ayudando a cambiar….a las patadas, pero lo hace.

Sólo cambiemos:

Crecer (Morir)
Madurar (Endurecerse)
Progresar (Domesticarse)

por

Amar (Trascender)
Disfrutar (Sentir)
Admirar (Empequeñecerse)


No es tan jodido, lo juro!!!
.
.

21 de abril de 2008

Epifanía

.
He tenido una epifanía.

En dicha visión nada era absoluto. No había colores definidos, no había formas definidas, sí aproximaciones a cosas conocidas, pero nada claro. No había gravedad o sí la había pero no era suficiente para mantener a esas formas indefinidas y erráticas fijas al suelo, el cual tampoco era claro. No había tiempo, ni aire, ni ruidos, ni olores.

Yo estaba parado en medio de todo, todo me circundaba, me envolvía, me asfixiaba. No podía moverme, nada respondía a las órdenes que salían dentro de mí. Sólo tenía un muy limitado acceso a ver. Veía todo en partículas, muy pequeñas, infinitesimales, que en conjunto producían la sensación de algo, muy variable y dinámico, en constante cambio.

Quería, pero no podía, definirme, ver por fin qué era todo esto que me rodeaba, calmar mis ansias, pisar firme...quitarme de encima de una maldita vez esta realidad difusa que me pesaba, como si el peso sólo se ejerciera en mí y no en el resto de las cosas.

...y sólo tuve que enfocar.
.
.

18 de enero de 2008

9 de enero de 2008

Tránsito

.
Sé que este post no tiene mucho que ver con las temáticas locas que suelo colocar en este espacio virtual, pero lo pongo igual por si alguien con la capacidad política de "hacer que las cosas sucedan" lo lee y así lo tiene en cuenta. Tiene que ver con la razones puramente logísticas del caótico y bizarro tránsito de la Ciudad de Buenos Aires. Ahí van:

- Semáforos
  • deficiente sincronización de semáforos
  • faltas de onda verde en calles y avenidas muy transitadas
  • onda verde que comienza en el orden incorrecto (de atrás hacia delante en vez de adelante hacia atrás)
  • corta duración de los semáforos en avenidas muy transitadas y en hora pico
- Velocidad en calles y autopistas
  • no cumplimiento de las velocidades MÍNIMAS
  • no cumplimiento de la asignación de carriles de acuerdo a la velocidad de circulación (especialmente peligroso en las autopistas)
- Estacionamiento
  • estacionamiento o detención en doble fila sobre el lado izquierdo y derecho aleatoriamente en calles y avenidas
  • carga y descarga de camiones proveedores en horarios pico

- Pasos a nivel
  • pasos a nivel seguidos o precedidos por semáforos
  • mal estado del asfalto/hormigón en dichos pasos, lo cual enlentece la velocidad de circulación y la consiguiente acumulación de autos
- Salidas de autopistas
  • salidas críticas (de mucha afluencia de autos) seguidas inmediatamente de semáforos
  • angostamiento de muchos a pocos carriles en dichas salidas
Obviamente estas razones son muy lindas y cierran la lógica de los problemas de tránsito, pero hay que reconocer que por más gente con voluntad política para hacer algunas modificaciones en los semáforos y en la infraestructura de las vías de circulación, la responsabilidad ante todo cae en nosotros mismos y en la manera en que manejamos, que dicho sea de paso, es peligrosamente descerebrada.

Bueno, creo que está todo lo que se me ocurre. Si falta alguna otra razón, háganla saber!
.
.