18 de enero de 2008

9 de enero de 2008

Tránsito

.
Sé que este post no tiene mucho que ver con las temáticas locas que suelo colocar en este espacio virtual, pero lo pongo igual por si alguien con la capacidad política de "hacer que las cosas sucedan" lo lee y así lo tiene en cuenta. Tiene que ver con la razones puramente logísticas del caótico y bizarro tránsito de la Ciudad de Buenos Aires. Ahí van:

- Semáforos
  • deficiente sincronización de semáforos
  • faltas de onda verde en calles y avenidas muy transitadas
  • onda verde que comienza en el orden incorrecto (de atrás hacia delante en vez de adelante hacia atrás)
  • corta duración de los semáforos en avenidas muy transitadas y en hora pico
- Velocidad en calles y autopistas
  • no cumplimiento de las velocidades MÍNIMAS
  • no cumplimiento de la asignación de carriles de acuerdo a la velocidad de circulación (especialmente peligroso en las autopistas)
- Estacionamiento
  • estacionamiento o detención en doble fila sobre el lado izquierdo y derecho aleatoriamente en calles y avenidas
  • carga y descarga de camiones proveedores en horarios pico

- Pasos a nivel
  • pasos a nivel seguidos o precedidos por semáforos
  • mal estado del asfalto/hormigón en dichos pasos, lo cual enlentece la velocidad de circulación y la consiguiente acumulación de autos
- Salidas de autopistas
  • salidas críticas (de mucha afluencia de autos) seguidas inmediatamente de semáforos
  • angostamiento de muchos a pocos carriles en dichas salidas
Obviamente estas razones son muy lindas y cierran la lógica de los problemas de tránsito, pero hay que reconocer que por más gente con voluntad política para hacer algunas modificaciones en los semáforos y en la infraestructura de las vías de circulación, la responsabilidad ante todo cae en nosotros mismos y en la manera en que manejamos, que dicho sea de paso, es peligrosamente descerebrada.

Bueno, creo que está todo lo que se me ocurre. Si falta alguna otra razón, háganla saber!
.
.