25 de septiembre de 2008

8 de septiembre de 2008

Micro y Macro

.
Micromovimientos: son los que uno hace. Las decisiones que se toman. Los caminos que se eligen recorrer. Cada cosa que hacemos, decidimos o elegimos, son micromovimientos que se ponen en marcha.

Macromovimientos: son efectuados por el cosmos-destino-dios o la sarasa que sea. Estos movimientos dependen exclusivamente de los micromovimientos que efectuemos nosotros.

La interacción entre estos dos tipos de movimientos es la que establece nuestro devenir. Los nuestros son pequeños, rápidos y efectistas. Son pequeños engranajes que ponemos en funcionamiento. Como los engranajes más pequeños de un reloj.

Cada uno de esos engranajes que ponemos a funcionar está íntimamente conectado con otro engranaje, más grande, que se pone en funcionamiento gracias a que nosotros pusimos en funcionamiento el más pequeño. A su vez ese engranaje más grande está interconectado a otro todavía más grande y así.

En fin, por mover un pequeño engranaje, los únicos que somos capaces de mover en realidad, terminamos accionando todo el sistema y así la aguja de las horas, o la de los segundos, o la de las milésimas de segundo se mueven. Y el gran cambio se produce.
.
.

Enojos

.
Discusiones, enojos, palabras y acciones que uno hace sólo bajo un stress concentrado y lleno de dudas y temores.

Esos momentos en los cuales uno quiere esconderse, apagar, cerrar todo!

Feos momentos. Desagradables. Pero esclarecedores. Es, en esos momentos, cuando se aprecia la real naturaleza humana. Una naturaleza interna que, además de bellezas, fuerzas y capacidades, contiene debilidades, miedos, flaquezas e inseguridades. Todas esas cosas que nos abocamos tozudamente a esconder, enterrar, desaparecer. Que nadie vea que a veces no doy más y mi lado flaco, débil e inseguro toma control.

Somos seres muy complejos, un compendio de muchas cosas. Pero no somos máquinas. Y hasta las máquinas fallan y se apagan y no prenden y funcionan mal!!

Cuando todo eso sale pa' fuera y dos personas que se aman/necesitan/desean discuten por algo, no hay mucho para hacer más que barrer con toda la mugre que salió afuera durante la discusión, mirarse a los ojos y tocarse de nuevo, re-compartirse el amor que existe y abunda y sonreír. Sonreír mucho.

Ah! Sí! Y aprender mutuamente de las causas y consecuencias de lo que sucedió para usarlo de peldaño y seguir subiendo por esa escalera interminable de conocimiento mutuo.
.
.

5 de septiembre de 2008

Disclaimer

.
...mis atentos oídos han recibido en estos últimos días comentarios sobre lo ácido, totalitario y hasta violento que parecen los posts que escribo en este espacio, extrapolando dicha connotación hacia mi persona (o sea, que mis palabras dan a entender que mi personalidad abunda en comportamientos ácidos, totalitarios, posesivos y celosos)

Mmmm!!!

Bueno. Sepan que no soy más que un ser humano tierno, sensible, cariñoso y muy, pero muy, baboso...entre otras cosas un poco más varoniles, por supuesto.

Eso sí, idealista a ultranza.

He ahí tal vez, en mi férreo y potente idealismo, la causa de la connotación ácida, totalitaria y violenta que pueden emitir las boludeces que pongo acá...porque no son más que eso....boludeces de una mente muy dinámica que dudo que lleguen alguna vez a ser algo más que palabras en código html colgadas de algún servidor de Google localizado en algún punto de este punto azul pálido llamado Tierra.

Boludeces, sí. Aunque en el fondo...mmm...es mi ambicioso deseo que lo que se lea acá cambie mentes, genere cuestionamientos, provoque cambios de paradigma, modifique y eficientice estructuras, destrabe corazones, libere almas...jaja, eso también!
.
.